gatos

¿Se pueden bañar los gatos? Claro que se pueden lavar y bañar a los gatos, aunque sean unos animales muy limpios. Es recomendable hacerlo al menos una vez al mes, aunque lo aconsejable es una vez cada dos semanas. Puedes optar por dos métodos, uno sencillo como es el de las toallitas húmedas que se utilizan para limpiar a los bebés, y otro método es el tradicional de bañarlo. Debes utilizar agua tibia y hacerlo con mucha tranquilidad y paciencia, hablándole, acariciándole, dándole premios y luego secándolo convenientemente, bien con un secador o con una toalla. Lo fundamental para que tu gato acepte de buena gana bañarse es acomstumbrarlo desde el principio, desde que es un gatito, antes de los tres meses de vida.