gatos, agua, bebidaEl agua es vital para la salud del gato. Debes comprobar que a tu gato jamás le falte agua, ya que es muy fácil que se deshidraten y los gatos son propensos a tener problemas renales. Para una buena digestión también es fundamental. El agua que beba tu gato debe estar limpia y fresca, es muy probable que si el agua tiene cualquier resto de comida o pelos no la beban, porque son muy escrupulosos.

Los gatos son muy juguetones y es posible que jueguen con su cuenco de agua, que metan las patitas, que lo vuelquen… y que terminen bebiendo del suelo. A veces incluso preferirán beber agua a medida que cae del grifo… existen muchas teorías sobre esto, pero en definitiva, igual que tu no aguantarías tres días seguidos con el mismo vaso de agua, sino que lo cambiarías por otro nuevo, tu gato piensa lo mismo. Si ves que no bebe tanto como debería, prueba a cambiarle la ubicación, algo alejado de la comida, ya que no les gusta tener ambas cosas cerca. Y también prueba a cambiar el tipo de recipiente, de plástico a cerámica, por ejemplo.